Notícies d'Alaquàs

14 de juliol 2009

ELVIRA HA HERETAT


El municipio tiene la deuda más alta de toda la comarca, con 807 euros por habitante y 24,4 millones
14.07.09 - M. J. CARCHANO ALAQUÀS

«Mira las horas que son y todavía no he salido del despacho». Eran las cinco de la tarde de ayer y la flamante alcaldesa de Alaquàs, Elvira García, todavía permanecía en el Ayuntamiento, el día que se ponía al frente de un municipio con más de 30.000 habitantes. «Ha sido un día muy intenso», decía a LAS PROVINCIAS una política que lleva muchos años vinculada al PSPV, y que el sábado tomó la vara de mando de Alaquàs.
Y muchas horas más que va a tener que dedicar Elvira a ejercer de alcaldesa. Desde que en septiembre su antecesor en el cargo, Jorge Alarte, se convirtiera en secretario general de los socialistas valencianos, la atención prestada a su otro cargo, el de primer edil, ha pasado a ser más bien escasa. Es más, los vecinos le acusaban de que pocas veces pisaba Alaquàs.
Coger de nuevo las riendas del Ayuntamiento no va a ser tarea fácil, sobre todo porque la herencia que deja Alarte en el Consistorio no es la más idónea. Los vecinos de Alaquàs tendrían que pagar cada uno 807 euros para que el Ayuntamiento pudiera saldar sus deudas con los bancos.
Es el municipio de l'Horta con mayor deuda viva per cápita, con un total de 24,4 millones de euros, según un informe del Ministerio de Economía y Hacienda. El último reconocimiento de crédito aprobado, de unos 600.000 euros, iba destinado a pagar facturas que datan incluso de 2004.
Las últimas grandes inversiones aprobadas en el Ayuntamiento de Alaquàs están financiadas con fondos provenientes de otras Administraciones. El complejo deportivo El Terç, por ejemplo, se había contemplado como la obra más importante de la legislatura y finalmente se costeará con los 5,2 millones de euros que le tocan a Alaquàs provenientes de los fondos estatales.
Otro de los polémicos temas de la legislatura es el Plan General de Ordenación Urbana, recién aprobado, y en el que los empresarios han levantado el hacha de guerra, al recalificarse el polígono del Bovalar como suelo residencial, lo que obligará a los industriales a trasladarse, antes o después. Los empresarios acusaban a Alarte de no haber consensuado las decisiones.
Sin vehículo
Puede que tenga algo que ver con la ausencia en el Ayuntamiento de Jorge Alarte el hecho de que Alaquàs fuera el único municipio que no pidiera el vehículo que la Diputación de Valencia entregó al resto de consistorios de la comarca esta legislatura.
Y más recientemente, la duda cae sobre la gestión de Alarte como alcalde de Alaquàs por el supuesto pago con fondos del Ayuntamiento de los honorarios de un abogado por la defensa de un particular, en concreto por varios casos de divorcios y separaciones.
En el lado positivo de la balanza de la gestión de Alarte, sin duda se encuentra la compra del castillo de Alaquàs a la familia Lassala. Se trata del monumento más importante de la localidad, y su adquisición permitió abrir sus puertas a todos los vecinos, además de permitir su restauración.
En este último logro ha sido, sin embargo, una pieza clave la figura de Elvira García, al frente en los últimos años de la Concejalía de Cultura.